TERRORISTAS NICARAGÜENSES PROTEGIDOS POR COSTA RICA LLAMAN A GUERRA

El patio está repleto de colchones y maletas; algunas de ellas desbordan ropa. Se usan sábanas para separar a las familias de los extraños y a las mujeres de los hombres.

Albergue de terroristas en Costa Rica
Albergue de terroristas en Costa Rica

Así explica The New York Times, la miseria que viven los nicaragüenses en Costa Rica, luego de irse de Nicaragua huyendo de la justicia por dirigir y/o protagonizar actos de violencia, robo y muerte, durante el intento de golpe de Estado impulsado por la oposición nicaragüense.

LA MADRINA

“La estadía aquí la consideramos temporal”, dijo la mujer. “Ya estamos cansados y queremos regresar a casa”.

El nombre verdadero de la Madrina es Lisseth Valdivia; era propietaria de tres tiendas de ropa en Matagalpa, una ciudad al norte de Managua, la capital de Nicaragua.

Valdivia, pasó dos meses dirigiendo lo que ella consideraba un “puesto de control humanitario”, que en realidad era un centro de mando de los tranques, responsables de una gran pérdida económica para Nicaragua; daba de comer a los tranqueros que cerraban el paso a los vehículos y personas, con barricadas.

Dijo que aprendió cómo usar morteros caseros, aunque en general dejaba a los hombres el uso de esos artefactos.

Salió de Nicaragua huyendo de la justicia; su familia la llamó para advertirle: “Ni se te ocurra venir aquí a tu casa, ya entraron. Hay alrededor de veinticinco policías en tu casa”.

“Pero por ahora tengo que estar con mi gente”, dijo, refiriéndose a los fugitivos como ella. Valdivia ahora vive con decenas de personas que conoció hace poco, incluidos un locutor de radio acusado de incendiar una estación gubernamental, y varios supuestos estudiantes universitarios.

“La Madrina” es quien aprueba el ingreso de los recién llegados a la propiedad.

Albergue de terroristas en Costa Rica
Albergue de terroristas en Costa Rica

NO ERAN ESTUDIANTES, SON TERRORISTAS Y ASESINOS.

Esos “estudiantes” paralizaron el comercio, cuando arrancaron adoquines de las calles y los usaron para construir barricadas en intersecciones en todo el país, estaban armados y alineados con conspiradores golpistas de derecha bien financiados, entre los que se incluye a la Iglesia católica.

Del número de personas asesinadas desde que comenzaron las protestas, veintidós eran policías y unas cincuenta eran miembros del partido gobernante, el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

EL “COMANDO” TERRORISTA FINANCIADO POR UN EMPRESARIO NICARAGÜENSE

Lisseth “La Madrina” Valdivia, quien inicialmente se ocultó en las montañas nicaragüenses, atravesó la frontera en agosto de 2018, tras una llamada sorpresiva. “Te voy a ayudar a salir”, le dijo su interlocutor.

La voz pertenecía al empresario nicaragüense Jorge Estrada, quien desde hace tres años se encuentra en Costa Rica.

Estrada dirige una red clandestina; ha hecho los preparativos para que alrededor de seiscientas personas abandonen el Nicaragus, dijo, y paga la renta de tres casas, incluida la casa donde “La Madrina” alberga terroristas en Costa Rica.

Albergue de terroristas en Costa Rica
Albergue de terroristas en Costa Rica

LOS FUGITIVOS LO LLAMAN COMANDO.

Un día de diciembre, Estrada gasta alrededor de 200 dólares diarios únicamente en comida.Los exiliados consumen 9 kilos de arroz y casi 8 kilos de frijoles al día, tan solo en este albergue, comentó Valdivia a The New York Times.

Todos los golpistas se congregaron en torno a Estrada, impacientes por recibir alguna noticia que no hubieran averiguado aún por medio de Facebook y WhatsApp, donde abundan noticias falsas de la crisis.

TERRORISTAS EN COSTA RICA LLAMAN A LA GUERRA

Donald Trump, acababa de firmar la Ley de Condicionalidad de la Inversión en Nicaragua (NICA, por su sigla en inglés), que promete someter a Nicaragua a fuertes sanciones hasta que se restablezca el Estado de derecho.

“Si todo lo que está haciendo Estados Unidos, toda esta presión, no funciona para que este señor Ortega reaccione y se vaya, se viene una de las guerras más sangrientas que Nicaragua ha visto”, amenazó Estrada. Eso, siempre y cuando la oposición tenga armas.

“Armas no hay”, se lamentó Estrada. “Estados Unidos es el único que puede ayudar con eso y todavía no ha dado luz verde, como se dice”, agregó el empresario.

Estrada y Valdivia tiene la esperanza anhelante de que Trump intervendrá, de que el líder republicano “rescatará a Nicaragua del régimen de Ortega”.

“Creemos en él”, dijo Valdivia. Sin embargo, si la ayuda internacional no se materializa, los nicaragüenses no están interesados en el asilo político en Costa Rica, dijo la Madrina.

“Yo creo que casi todo mundo se va a regresar”, afirmó.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s