CARTAS DE AMOR: SANDINO EL HOMBRE ENAMORADO

En ocasiones vemos a nuestros líderes ideológicos, como Sandino, como seres tan místicos, tan grandes, que no recordamos que son seres humanos, y sienten, y aman, y escriben cartas de amor.

Augusto Calderón Sandino y Benjamín Zeledón, desde su compromiso con la Libertad y Soberanía de la Patria, también amaron y lo expresaron en cartas de amor a sus esposas.

SANDINO EL ROMÁNTICO

El general del Ejército defensor de la soberanía Nacional, Augusto C. Sandino sintetizó todo lo recorrido en su vida para llegar a luchar por la Patria Libre.

El general de Hombres y Mujeres Libres, sacrificó mucho por la causa, pero eso no lo detuvo de expresar el profundo amor a su esposa, Blanca Arauz.

El Amor a mi patria lo he puesto sobre todos los amores…Carta de Sandino a Blanca Araúz

CARTAS AL PRIMER AMOR DE SU VIDA, SU PRIMA MARIÍTA.

“Mi nunca olvidada y cimpática Mariíta: (…)”. “Tamvién cé que tú estás como ciempre, virtuoza y honrrada=, ojala que el cíelo nos conceda ha ti, reflexión para que concerbes tus virtudes y ha mí rializar mis ideas de cer tu espozo, pues ci la muerte no me sorprende, llo llegaré entre poco tiempo=.”

“(…) Recibí un dulce bezo en tus lavios encantadores, y un abrazo lleno de amor y ternura y en conjunto ha mi corazón cincero que es sólo tullo=”.

“Saludes ha tu familia. A. C. Sandino”.

Estas cartas las escribe Sandino a, su prima y gran amor, María Mercedes Sandino, a quien él, de cariño, le decía “Mariíta”.

SANDINO CUENTA CÓMO SE ENAMORÓ DE BLANCA

Blanca Stella Aráuz, junto a su esposo el Gral. Augusto César Sandino,1927.

“Ya conocía yo, a Blanca Aráuz, telegrafista del pueblo de San Rafael del Norte. (Era una chica muy simpática de 17 años de edad).

En casa de Blanca me hospedaba con mi Estado Mayor, allí mismo estaba instalada la oficina telegráfica. Largas horas del día y hasta de la noche permanecía yo, frente a la mesa en que trabajaba Blanca.

Mis conversaciones eran muchas por telégrafo con las diferentes partes de los departamentos mencionados. Así me enamoré de Blanca y fue mi novia.”

¿CÓMO FUE EL CASAMIENTO?

Acta de matrimonio eclesiástico entre el Gral. Augusto César Sandino y Blanca Stella Aráuz Pineda, el 18 de mayo de 1927

“…el día 18 del mismo mes cumplí 32 años de edad, y ese mismo día contraje matrimonio con Blanca, en el templo de San Rafael del Norte.

A las dos de la mañana del 18, me dirigí al templo con Blanca y los padrinos, en medio de un acompañamiento familiar.

El cura me invitó a la confesión, me confesé, lo hice sinceramente. Los padrinos y nosotros nos postrábamos ante el altar.

Blanca vestía traje y velo blanco y corona de azahares. Yo tenía mis armas al cinto y vestía uniforme de montar de gabardina, color café, y botas altas de color oscuro.

Seis de mis ayudantes me acompañaron a la iglesia. Salimos del templo, y en la calle me sentí como nuevo. Me parecía ir caminando en el aire.

No participé mi matrimonio al público, porque quisimos que fuera un acto de absoluta intimidad”.

SANDINO SACRIFICA SU RELACIÓN Y SU FAMILIA, POR AMOR A LA PATRIA

“Aunque tú dices que no te quiero, yo deseo convencerte que a pesar del mucho amor que te tengo, puede uno sacrificarse tal como lo estamos haciendo hoy nosotros”.Sandino a su esposa Blanca Arauz

Sandino tuvo que dejar a su familia, pudo haber pactado el desarme, pudo haberse quedado con parte del territorio nacional, no lo hizo.

No pudo ver crecer a su hija, no vio su sueño de Nicaragua Libre, dejó su vida en las montañas, por Amor a Nicaragua.

Sandino le dice a Blanca Arauz, seis años más tarde, en plena lucha armada:

Prefiero perder tu amor y morir en lucha abierta contra el asesino invasor, antes que permitir que tú, yo y nuestros hijos, si los tuviéramos, sobreviviéramos en el oprobio que solamente pueden aceptar los cobardes e irresolutos”.



De esta manera, el general demostraba que no solo era un defensor de la soberanía nacional, sino un amante empedernido.

Sandino le escribe a Blanca:

Sé que no te hago feliz, pero te diré que cuando te propuse matrimonio fue inspirado por el mayor deseo de amarte con toda la fuerza mi corazón.Sandino a su esposa Blanca Arauz

Tú, Blanquita mía, recibe un millón de besos y un diluvio de abrazos, mientras me doy el placer de estrecharte en mis brazos personalmente.Sandino a su esposa Blanca Arauz

El amor a la patria estuvo siempre sobre todos los amores del general, pero nunca dejó de amar a Blanca, o simplemente nunca dejó de amar.


*Las palabras con errores ortográficos en las citas de Sandino, corresponden a la redacción literal que hacía el general.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s