THERESA MAY: CRÓNICAS DE UNA MUERTE ANUNCIADA

A la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, se le agota esta semana el plazo para salvar el Acuerdo de Retirada de la Unión Europea y preservar su liderazgo en un partido fracturado por el Brexit.

El repetido bloqueo al plan del Gobierno, que los diputados han rechazado por inmensas mayorías en dos ocasiones, ha llevado al Legislativo a proceder con una serie de “votos orientativos” sobre distintas modalidades de Brexit.

Pero la dirigente conservadora no ha renunciado al tratado que selló con el Consejo Europeo el pasado noviembre, según las señales que emitió en la sesión de control parlamentario (PMQT, en sus siglas en inglés).

“Podemos garantizar la ejecución del Brexit si esta semana usted y demás colegas aprueban el Acuerdo”, respondió a un diputado de sus propias bancadas, que le había criticado por retrasar la salida más allá del 29 de marzo.

May defendió una y otra vez su plan de divorcio como la vía más segura y rápida para “ejecutar el Brexit” y cumplir con el resultado del referéndum de 2016.

EL INCIERTO DESTINO DE THERESA MAY

“¿Puede finalmente reconocer a la Cámara que es responsable y culpable del caos que es el desastre del Brexit y [anunciar] cuándo va a dimitir?”cuestionó el nacionalista escocés Stewart Hosie.

Poco después, el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, le ofreció la alternativa de “cambiar de curso o dejar” las riendas del Gobierno.

PRESIÓN MÁS AGUDA EJERCEN SOBRE LA PRIMERA MINISTRA LAS FACCIONES EUROESCÉPTICAS DE SU PROPIA FORMACIÓN.

May necesita su apoyo y echará el último órdago para captarlo en un encuentro especial organizado por el Comité 1922, órgano de control del grupo parlamentario conservador.

En la reunión anterior, los mismos diputados extrajeron de May la promesa de que no liderará el Partido en las elecciones generales previstas en 2022.

Esta vez exigen un calendario concreto de su dimisión y la certeza de que un nuevo equipo conducirá la segunda fase de las negociaciones con la UE antes de respaldar su Acuerdo del Brexit.

Esto según los rumores que vuelan en Westminster, los medios tradicionales y las redes sociales.

“Está claro que el precio que pagará será el precio de su retirada”, le espetó en la Cámara Ian Blackford, líder en la Cámara de los nacionalistas escoceses.

Notables cabecillas de los euroescépticos radicales —desde el excanciller Boris Johnson al diputado Jacob Rees Mogg— comienzan a fluctuar en sus posiciones ante el riesgo de un retraso prolongado del Brexit o incluso su revocación.

May dispone hasta el 29 de marzo para presentar y someter su plan al veredicto del Parlamento.

Un aprobado en la tercera intentona hará posible la salida ordenada de la UE a las 23 horas GMT del 22 de mayo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s