NICA ACT: ESTRATEGIA GESTIONADA PARA DESESTABILIZAR EL PAÍS

En una de las últimas sesiones de la mesa de negociación, los representantes del GRUN (Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional) exigieron a la Alianza Cívica (AC) nicaragüense que solicite a los gringos la suspensión de las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos a Nicaragua.

Debemos recordar que la gestión de la aplicación de la Nica Act se profundizó con el intento de golpe de estado fallido, el cual fue y es apoyado, tanto por la burguesía nicaragüense como por el gobierno de los Estados Unidos entre los meses de abril y julio del 2018.

Al haber fracasado en el intento de derrocar el Gobierno de Nicaragua, los miembros de la oposición nicaragüense fueron a tocar las puertas del gobierno de los Estados Unidos para pedir sanciones contra el pueblo de Nicaragua. Por esta razón, la Ley Nica Act fue aprobada por Donald Trump el pasado 20 de diciembre de 2018. [1]

Ahora el gobierno de Estados unidos está tratando de lograr sus objetivos imponiendo un dominio económico en Nicaragua mediante la aplicación de esta ley, cuyo principal objetivo es bloquear préstamos a Nicaragua a través del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional.

La aplicación de esta ley bloquea préstamos anuales recibidos de parte de organizaciones multilaterales, las cuales son invertidos por el Gobierno de Nicaragua en educación, programas sociales, electrificación, carreteras y otras iniciativas de infraestructura.

Mario Arana, haciendo de vocero de la Alianza Cívica para este caso particular, pidió por la libertad de los “supuestos presos políticos” y porque se reestablezca la “libertad democrática”. Arana manifestó que solo de esta forma ellos podrían actuar para entablar conversaciones con el gobierno gringo para suspender este bloqueo contra nuestro pueblo.

Aquí es importante remarcar que los privados de libertad (esos presos por los que pide libertad la AC) son personas que violentaron, secuestraron, torturaron, mataron, destruyeron propiedad pública, propiedad privada y afectaron a la economía de Nicaragua.

Además, los miembros de la denominada AC piden porque se reestablezca la supuesta libertad democrática. El sr. Arana y su grupito de terroristas debe saber que en Nicaragua hay libertad de expresión, pero existe libertad de expresión sin promover la violencia, sin promover noticias falsas, hay libertad para realizar manifestaciones, pero con el permiso de la Policía Nacional (órgano acreditado para garantizar la seguridad de los manifestantes).

El pueblo debe recordar el accionar del canal de comunicación 100% noticias y sus periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau. ¿No fueron ellos los que utilizaron el medio de comunicación para engañar y para llamar a la violencia? De la misma forma, cada vez que los manifestantes supuestamente pacíficos convocaron a marcha era sin previo permiso de la Policía Nacional y en la mayoría de los casos para violentar la Paz de la población nicaragüense.

Parece que la AC no es consciente de que durante el desarrollo de ese plan golpista orquestado por ellos mismos se destruyeron 252 edificios públicos y privados, 209 kilómetros de calles o carreteras, incendiaron 278 maquinarias y equipos de construcción y 389 vehículos. Además, Nicaragua sufrió perjuicios en las exportaciones que totalizaron 270 millones de dólares, mientras que el sistema financiero registró una desaceleración de un 7% en la tasa de los depósitos y en 10,7% en el otorgamiento de créditos al sector productivo. También, hasta el 31 de julio se habían afectado 68000 empleos.[2]

Queda clarito cual es la posición del GRUN y la posición de la AC en esta mesa de negociación. El GRUN pide suspender sanciones para promover bienestar, paz y crecimiento económico de nuestro pueblo. La oposición pide libertad de criminales, posibilidad para crear caos y fomentar el terrorismo y el injerencismo en nuestro territorio.

La oposición nicaragüense está pensando en la Ley Nica Act, en la Ley Magnitsky, para intentar crear dificultades a nuestro glorioso país, para promover el descontento, para promover el desorden en el país. Después de todo el esfuerzo que ha costado, todo el trabajo y todo el sacrificio de crear un país unido, crear un país ordenado, para que vengan estos bandidos imperialistas a explorar todas estas condiciones para dividir al pueblo, para reblandecerlo, para crear el descontento.

Es importantísimo que el pueblo de Nicaragua esté consciente de lo que está ocurriendo. No es complicado darse cuenta qué implican las peticiones de cada una de las partes en la mesa de negociación.

Hay que construir conciencia sobre estos problemas, hay que recabar la cooperación de todo el pueblo, al menos, para que los que están implicados en alguna u otra de estas actividades o algunos de estos errores comprendan la gravedad de las faltas que cometen con el país. Todavía están a tiempo de tomar el camino correcto de la historia, de tomar el camino correcto de la dignidad.

El pueblo revolucionario tiene que saber esto, tiene que conocer esto, tiene que ser consciente de esto, es la batalla político – ideológica que tenemos que librar, la cual es grande.

En una entrevista concedida en Ginebra en 1964, justo cuando asistió a la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, el Che (Ministro de Industria de Cuba en aquel entonces) aseguró que esa política agresiva de sanciones impuestas por el enemigo de la humanidad también iba a estar dirigida a las naciones de la Patria Grande, y fue el mismo Che quien aseguró su fracaso[3].

¡Qué gran visionario el Che! No se equivocó porque además de Cuba, ahora Venezuela y Nicaragua están en ese círculo hostil que atenta contra la Soberanía de los Pueblos de Nuestra América. Sin embargo, ¡No Pudieron! ¡Ni Podrán!

Estamos seguros que Washington y todos sus lacayos tendrán un nuevo revés. El pueblo nicaragüense se los exigirá y esta será otra victoria de las luchas libertarias y de los legados dejados por Nicaragua para Nuestra América y para la humanidad.

Lo que tienen que saber esa gusanera internacional, que sigue pidiendo sanciones para el pueblo de Nicaragua, es que nuestro pueblo no se rendirá, nuestro pueblo no estará dispuesta a entregar la Patria, la Soberanía, ni la Revolución.

¡Esta afirmación fuerte y vibrante es lo único que podrán esperar del Pueblo de Nicaragua!

A la Unidad y el Amor
Patria es Humanidad

Patria y Liberta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s