TRUMP CONTRA MÉXICO: UNILATERALISMO HOSTIL

“No es con sanciones, que se resuelven las tensiones” Manuel López Obrador, Presidente de México.

-¿En un nuevo frente de guerra comercial? El día jueves 30 de mayo (2019), el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, dio a conocer a través de su cuenta de Twitter, una noticia que sorprendió a todos los sectores del país Mexicano, tanto al sector gubernamental como al privado, así como en el mismo Washington. Donald Trump realizó una inesperada jugada a su vecino del sur: el anuncio de la imposición de un arancel del 5 % a todas las importaciones de bienes desde México, a partir del 10 de junio, que aumentarían constantemente al 25%, hasta que se detenga la “inmigración en la frontera sur”.

El encendido tuit de Trump, que llegó momentos después de que el Senado mexicano recibiera el documento del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para iniciar su ratificación, marca un cambio en la política comercial de Washington y pone en una encrucijada el acuerdo comercial. (RT, 2019)

La respuesta del mandatario mexicano, fue directa:

«No vamos a caer en ninguna provocación por parte del gobierno de USA, todo será con respeto y prudencia, desde la diplomacia hasta la fraternidad en ambas naciones, ni tomaremos represalias, nada del ojo por ojo, ni dientes por dientes (la ley de Talión) todo será con respeto, en busca de un dialogo y acuerdos” (López Obrador, 2019)

¿Habrá repercusiones ante este ataque comercial?

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador podría presentar una queja ante la Organización Mundial de Comercio dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA en inglés), u otro panel de disputas dentro del mismo. México es el segundo mercado para las exportaciones de EE UU y podría tomar represalias contra los productos que exportan a México, unos 27 estados estadounidenses, incluyendo algunos bajo control republicano como Texas y Iowa. Es además el principal mercado para las exportaciones de estados fronterizos como California, Texas y Arizona. Aranceles del 25% subirían los precios de los aguacates, cerveza y otros populares productos de consumo en esos estados, según expertos. (Telemundo, 2019)

Tan pronto se dio a conocer la noticia, el peso interbancario comenzó a despreciarse frente al dólar, y a las 20 horas había perdido cerca de 1.8%, unos 38 centavos respecto al cierre de la jornada. Las posturas de los mercados en contra del peso auguran un “viernes negro”.

En 2018, México exporto al mundo 450 mil millones de dólares, de los cuales cerca del 80% se generaron por las ventas a Estados Unidos. La Imposición de un arancel de 5% a todos los bienes que se envían a los principales socios comerciales, el primero de sentir el golpe seria la industria manufacturera y agropecuaria, pero sus efectos en la economía seria múltiples.
El Impacto, pues, no solo seria para las industrias asentadas en el país, sino para los mercados financieros y a la confianza de los inversionistas, temiendo represalias por parte del gobierno de USA. Si México no se posiciona y más importante, se sienta a negociar con Donald Trump para evitar la entrada en vigor de los aranceles, preparémonos para un nuevo frente en la guerra comercial que tiene Washington en la arena internacional, esta vez con su vecino del sur, MÉXICO, si bien, este sería el mayor perjudicado por la concentración de sus exportaciones en Estado Unidos. (Universal, 2019)

La Primera gran crisis económica del gobierno de Andrés Manuel López Obrador toca a la puerta. La amenaza y probable acción de Trump golpeo la línea de flotación del nuevo gobierno, que deberá reaccionar con todas las armas a su alcance tanto diplomáticas, y si llegaran a las circunstancias también la “Económica”, aunque AMLO dejo claro que no quiere llegar a esos extremos.

-¿La crisis de Inmigraciones Ilegales, es la razón de este chantaje comercial?

Desde el año 2018, se dio el fenómeno de las olas de miles de personas proveniente del triángulo del norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), iniciando un éxodo desde sus países hasta la frontera MÉXICO-USA, algo que repercutió mediáticamente a nivel internacional, y que ponía en tela de juicio al gobierno del presidente estadounidense. Una de los elementos del discurso de Trump en las campañas presidenciales del 2016, fue la utilización de la bandera “Nacionalista Anti-inmigrantes”, el cual desencadeno un sin número de críticas y cuestionamiento alrededor del candidato, tanto así, que llego a prometer un “gran muro”, que separaría con extrema seguridad la frontera entre ambos países, la polémica se encrudeció cuando se trató exigir al gobierno del entonces ex mandatario mexicano Enrique Peña Nieto, en que es el mismo país de México, el que debe de pagar por dicho proyecto. Las estimaciones de costos para un muro transfronterizo oscilan entre los US$12.000 y los US$40.000 millones. (BBC, 2018)

Muchos analistas y expertos en temas de migraciones, llegaron a debatir el hecho, de que estas olas de inmigraciones, fueron “provocadas intencionalmente”, como un instrumento de discurso o un boicot, para la justificación del mismo muro y estas nuevas políticas migratorias o para desestabilizar el gobierno de Trump. Hipótesis que tomaron más relevancia, al salir a la luz nombres como la OPEN SOCIETY, al relucir videos donde aparecían personas con vínculos a la misma ONG, dando dinero en efectivo y orientaciones a algunos de los grupos que iban en la caravana.

George Soros es el presidente de esta ONG, el cual es un aferrimo opositor del presidente Trump, tanto así que muchos aun en USA, acusaban a Soros, como patrocinador de estas olas (Que persisten actualmente), para desprestigiar al gobierno estadounidense, presidido por el republicano Donald Trump. Cuya caravana llego a un punto mediático y de momentos tensos, al llegar a la frontera de Guatemala y México, donde hubo enfrentamientos por parte de la policía con los inmigrantes.
La crisis económica y política, la corrupción, la discriminación, la segregación, la pobreza, las pandillas, la inseguridad y la criminalidad crearon condiciones para la formación de varias caravanas que se fusionaron en una caravana migrante, pero esta formación no hubiera podido ser simplemente como resultado de una “acción espontánea”. Juntar 14.000 hombres, mujeres, niños y ancianos requeriría un trabajo preliminar, un organigrama, una dirección y dinero. (Sputnik, 2018)

Si bien, este fenómeno que para muchos no fue espontaneo, si no fabricado con anterioridad, marco diferentes especulaciones, tanto así que acusaban también al mismo Trump de fabricar esta caravana para justificarse (Bandera Falsa) ante el congreso estadunidense, y se diera la aprobación para dicho proyecto.

El Gobierno Mexicano junto a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han estado promoviendo proyectos y políticas públicas para regular poco a poco, estas caravanas, teniendo en cuenta a como dijo el mandatario mexicano: “A los Inmigrantes se le respetaran sus DDHH, ya que antes de lo material, están los Derechos Humanos”. Aperturando a si el regreso a sus países, sin un síntoma de violencia, dados en el éxodo que emprendieron anteriormente.

¿México, usado y manipulado como discurso de Reelección? Como “Deja Vu”, se está repitiendo el mismo discurso “Nacionalista Anti-inmigrantes”, en la ante sala, que por “coincidencia” esta paralelamente junta con el anuncio de la reelección del mandatario, más que chantaje financiero por los aranceles, está siendo una táctica para levantar a la misma masas y sectores que le apoyaron en 2016, sin embargo, el gobierno que ha presidido se encuentra en un momento de tensión, tanto por los indicios de un “impeachment” contra el mismo Trump, y algunas discrepancias con el Partido Republicano, sin embargo, hay que recalcar que Donald Trump está fuertemente respaldado por el poderoso lobby Judío-Sionista, el cual tácticamente, los consintió al trasladar la embajada de USA de Tel Aviv a Jerusalén y darle al Estado de Israel, los Altos del Golán.

-¿El Dilema del 5G y la influencia comercial de China en el país mexicano?

El presidente López Obrador ha destacado que no usara la “ley del Talión”, para regresar el ataque comercial, y que buscara las vías diplomáticas, del dialogo y el acuerdo, desde una óptica bilateral fraternal y no en hostilidad unilateral, como lo está presidiendo actualmente la Casa Blanca, para no entrar al dilema que está envuelta la República Popular de China por el caso del gigante tecnológico Huawei y la subida de los aranceles, por el espectro comercial de esta súper potencia emergente.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard se refirió en contra de USA, en un entrevista, dejando un claro mensaje ante esta tensionante clima entre ambos países: «Prepárense para el 5G, China llegó para quedarse» y subió una fotografía con un mensaje subliminal donde se puede mirar el logo de Huawei detrás de él, suponiendo que dice que tiene el respaldo de China y que EUA no podrá hacer nada para evitar que México tenga alianzas comerciales con el país asiático.

Si bien ante esta disputa comercial, que ya es considerada una guerra comercial entre ambas potencias económicas (CHINA-USA), el gobierno de EEUU está teniendo una hostil política económica, con chantajes y ataques financieros contra todo país que no esté afiliado a lo que dicta Washington, más que ideología, está siendo por servilismo, así como lo está teniendo con: Irán, India, Alemania, Francia, entre otros países europeos y ahora con México, la condición en no firmar ningún contrato comercial y tecnológico con China, “si no tendrán consecuencias”. Aquí entramos a la guerra comercial y tecnológica que ambos países están involucrados. La Influencia de muchas empresas chinas en México, (Que está en la agenda 20-30 de la nueva ruta de la seda) y un presunto contrato que va a garantizar que el gigante de las comunicaciones Huawei, sería el encargo de llevar la red 5G a la Republica Mexicana y no precisamente las compañías de telecomunicaciones estadounidenses (AT&T), está siendo uno de los factores del porque la postura dura de Trump contra México.

-La importancia de México es de interés vital para la dominación del espectro americano.

Según el Dr. Alfredo Jalife, en su conferencia “la Geopolítica y el rol de México en el mundo”, es de suma importancia constatar, que el país Norteamericano está situada como una emergente potencia regional económica (México), a la par de Brasil, importante en geo estrategia como Venezuela, en el hemisferio americano, y tener la influencia de la súper potencia económica (China) en su continente, es una ofensa y amenaza para su Doctrina Monroe, hoy más que nunca, ante esta aparente guerra fría 2.0 con el gigante asiático, es de vital importancia tener al margen esta influencia.

Sin embargo, la realidad es otra, en la nueva ruta de la seda, que es América Latina, países como Brasil, Venezuela y México, serían los que estarían como punta de lanza ante este corredor o ruta comercial propuesto por la Republica Popular, ante este escenario hay que recalcar, que tener China a México como aliado económico, es peligroso para Washington, ya que tendría a su competencia en su territorio y más en la puerta de su casa.

El creador del Tratado Libre Comercio (TLC), se encuentra amenazado por lo que un día creo, y ha tomado la postura proteccionista, ante los demás países, que están en pro del desarrollo y crecimiento económico, ante el multilateralismo, alejado de los intereses de la Casa Blanca. El sociólogo Alejandro Álvarez Béjar, sostiene que la política económica de Trump se caracteriza por el unilateralismo hostil, afectando los acuerdos bilaterales que realiza con países terceros. La Casa Blanca ni consulta al Congreso, ni a los empresarios de su país, ni a los gobiernos de las naciones afectadas. Ellos, sostienen, pone en evidencia la paradoja de la administración de Donald Trump que, por un lado, promueve el libre comercio y, por el otro, impone arbitrariamente sanciones. Y ahora, bajo el pretexto de la supuesta crisis migratoria, el narcotráfico y el tráfico de armas, le toca el turno a México. Pero más allá también está la influencia de su actual rival en su región.

¿Cómo reaccionara a lejano plazo el gobierno mexicano ante estos ataques a su economía nacional? ¿Aceptaría los nuevos acuerdos propuestos por México, el mandatario estadounidense? ¿Cómo afectaría esta futura crisis económica al resto de los países latinoamericanos y al mismo pueblo estadounidense?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s