ECONOMÍA DE NICARAGUA: EL ANTES Y EL DESPUÉS DEL INTENTO DE GOLPE

El equipo de RedVolución comparte con todos y todas un artículo en base al análisis económico realizado por el Comandante Bayardo Arce titulado originalmente como: “Análisis de la situación económica antes y posterior al intento de derrocamiento del gobierno”. A continuación, se presenta el texto:

PERÍODO 1990 – 2007

Durante los años de la revolución 1979 – 1990, el Frente Sandinista hizo una reforma agraria, una alfabetización, implementó la educación gratuita universitaria nacional e internacional.

En ese entonces, la experiencia revolucionaria tenía tres ejes, que eran: el No Alineamiento a nivel internacional, el pluralismo político y la economía mixta, es decir, que coexistía una economía del estado con una economía privada.

Cuando el Frente Sandinista pierde las elecciones en 1990, los tres gobiernos neoliberales comienzan a desmantelar lo que hizo el gobierno Sandinista, lo que se vio reflejado en la paralización del país. Los gobiernos neoliberales dejaron a Nicaragua con los siguientes datos a nivel económico:

  • En el año 2005, los índices de pobreza general eran del 48.3% y la pobreza extrema de 17.2%.
  • En 2001 había 45.8% de pobreza. El expresidente Bolaños entregó el gobierno con el 48.3%.
  • En 2001 había 15.1% de pobreza extrema. El expresidente Bolaños entregó el poder con 17.2%.
  • El 70.3% de la población rural del país se encontraba en situación de pobreza.

PERÍODO 2007 – 2008

En el momento en que el Sandinismo vuelve al poder en el año 2007, se fijan varios ejes para sacar a Nicaragua de la pobreza.

  • Transformar las relaciones económicas y comerciales. El puente hacia el futuro no podía solo ser el mercado norteamericano.
  • Diversificar la economía y el comercio, implementando una política de apoyo a todo el que quisiera producir, incondicional y sin discriminación por ideología política.
  • Establecer estrategias de cómo hacer para que los agentes económicos se sientan relajados y no piensen que se les va a confiscar en lo que invirtieron.

Para aplicar estos tres ejes se tuvo que acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) y se decidió impulsar la política de consenso en el país, lo que el presidente Ortega llamó la Triple Alianza. Es decir, todas las políticas y planes económicos se discutían entre el gobierno – trabajadores y empresarios.

Entre 2007 y 2008, el precio del petróleo se disparó a 162 dólares. Para este momento particular, el Comandante Arce menciona: “Menos mal que para esta fecha también estaba naciendo la Alternativa Bolivariana de los Pueblos con Venezuela a la cabeza y comenzamos a recibir petróleo al crédito. Al principio no sabíamos ni cómo, sencillamente Chávez nos mandaba el petróleo y después nos entendíamos.”. Con esa ayuda, se logró atenuar ese primer gran impacto, que venía de afuera y que nada tiene que ver con la política.

PERÍODO 2008-2009

Posteriormente, entre 2008 – 2009 se dio el fenómeno de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos. En este momento estalló el escándalo de la mayor estafa financiera de los bancos que se haya hecho en la historia de la humanidad. Para Nicaragua, las afectaciones fueron pocas, aunque hubo gente que cayó en la trampa.

Con esta crisis, ocurrió que los que le compraban a Nicaragua, por ejemplo, langosta, carnes, etc., ya no podían comprar, ya no tenían capital y pedían créditos o aceptaban productos en consignación.

¿Cómo se pudo sobrepasaron estos dos grandes retos? Por un lado, cooperación y solidaridad de Venezuela, de Chávez y del Alba; por otro lado, la política de consenso.

Pero en ese entonces, había otro problema. En ese año, el INSS tenía un déficit de más de 300 millones de córdobas. En ese momento, la política de consenso funcionó a la perfección. El Comandante Arce se refiere a ese momento: “los empresarios nos plantearon que les aumentáramos la cuota patronal al INSS, pero que no se las aumentaran a los trabajadores y no se les aumentó a los trabajadores. De igual manera, los trabajadores dijeron este no vamos a pedir aumento de salario”.

PERÍODO 2009 – 2017

Durante el año 2009 se presentó la crisis donde todas las economías de Centroamérica cayeron más del 5%. Nicaragua fue la que cayó menos. El PIB de Nicaragua cayó en 2%.

Para el primer período de Gobierno, Nicaragua logró un nivel de recuperación, de tal forma que para el 2011 el PIB creció 5.4%, en el 2012 creció 5.2%, es decir, a partir del 2010, Nicaragua comenzó a remontar su economía.

El Programa Económico y Financiero, que se elabora en un período de cinco años, y el Plan Nacional de Desarrollo Humano fueron los zancos que pusieron a Nicaragua como la economía más pujante de la región centroamericana.

Entre 2013 y 2016 se ejecutó el Programa Económico Financiero, el cual significó la continuidad del esfuerzo anterior, pero teniendo más claras las metas y las tareas que permitirían seguir con ese crecimiento. También, se fortaleció el sector agropecuario y el turismo empleando lo que le llaman “la industria sin chimenea”, lo cual genera una cantidad de empleo y es una actividad básica de servicio.

Durante este año, también aparecieron la zona franca. La zona franca fue la única que iba a asegurar a sus trabajadores un incremento salarial del 8%. Esto como consecuencia de las negociaciones mantenidas con el gobierno sobre salarios a largo plazo.

En el año 2017, con esta nueva estrategia aplicada, Nicaragua tuvo un crecimiento del Producto Interno Bruto del 4.9%. Entre el 2010 y el 2017, Nicaragua tuvo un promedio de crecimiento de 5.2% cada año.

De esta forma, Nicaragua llegó a ese fatídico mes de abril de 2018 como un país que estaba aspirando a cosechar lo que había sembrado: 1500 millones de dólares de inversión extranjera directa e ingresos de más de mil millones de dólares por la vía de turismo.

PERÍODO: ABRIL – AGOSTO 2018

El Comandante Bayardo Arce mencionó que en términos PIB significó que la economía de Nicaragua cayó prácticamente el 9%, es decir, al tener programado crecer 5%, más bien cae un 4%.

Entre abril y agosto, cerca de 115 mil 978 trabajadores perdieron sus empleos y dejaron de cotizar al INSS. De repente, los ingresos del INSS por cotizaciones a agosto cayeron en 63 millones de dólares. En el mes de noviembre, estas cifras se duplicaron.

De manera general, hubo pérdidas de 231 millones de dólares por daños en carreteras, edificios, quema de vehículos, destrucción de inmobiliario, etc.

Se esperaban más de 1500 millones de dólares de inversión extranjera y 1000 millones de dólares de turismo. Entre turismo y trasporte hubo una pérdida de 525 millones de dólares. De los 1500 millones de dólares de inversión extranjera, sólo llegaron 500 millones de dólares.

Los niveles de desempleo sobrepasaron los 200 mil desempleados, la mayoría del sector turismo, comercio y la construcción. Entonces, en lo que quedaba para cerrar el año, Nicaragua iba a recibir 7,462.30 millones de córdobas menos en impuestos.

PROYECCIONES PARA EL 2019

La constitución dice que el 15 de octubre hay que enviar los presupuestos para el próximo año. Para el 2019 se esperan tener ingresos de 69 mil 755 millones de Córdobas contra un gasto de 80 mil 14 millones de Córdobas. En otras palabras, se espera un déficit de 10 mil 263 millones de Córdobas.

Para poder resolver esta situación, desde el año pasado se comenzaron a ofrecer bonos por 11 mil 264 millones de Córdobas. Es decir, se está queriendo vender bonos por más de 20 mil millones de córdobas en el mundo bursátil, para poder mantener la economía y dar tiempo a la recuperación.

El Comandante Bayardo Arce mencionó:

“Nosotros tenemos confianza en todos los esfuerzos que estamos haciendo para reactivar la economía, pero es importante tener conciencia de que la economía se cae rápido, pero no se levanta rápido.”

Existen dos ejes en la economía de Nicaragua que todavía están golpeados y es a lo que apuntan todas las campañas de los enemigos del sandinismo y del gobierno: la inversión extranjera y el turismo.

Mientras el inversionista extranjero y los agentes de venta quieren mandar gente para Nicaragua, los medios de comunicación opositores (El Nuevo Diario, La Prensa, la Trinchera, Bolsa de Noticias, etc), con sus mentiras falsas se encargan de mentir sobre la situación de Nicaragua. Ellos manifiestan que en Nicaragua no terminó el conflicto, que no es un país estable, por lo tanto, es un riesgo invertir 10 millones de dólares en un negocio.

El turismo se comporta de la misma manera con leve tendencia a empeorar ya que los gobiernos hicieron alertas a sus ciudadanos para que no lleguen a Nicaragua.

EN CONCLUSIÓN

Después de lo que generaron los enemigos del pueblo de Nicaragua, es difícil reactivar la economía real. Este es el precio que los nicaragüenses deben pagar, gracias al golpe fallido de la oposición. No lograron derrocar al gobierno mediante secuestros, torturas, tranques, asesinatos, etc, en un período a corto plazo, ahora viene el desgaste, a ver cuánto puede aguantar el pueblo de Nicaragua.

Desde que el Sandinismo volvió al poder, la economía venía avanzando hasta el intento de golpe. Más allá de los muertos que hubo en ambos bandos, a la hora de recuperar los tranques y la tranquilidad, el peor asesinato fue haber crucificado la economía. Quieren minar la economía que es la base material de la sociedad. ¡Es a lo que hay que poner atención!

“Cada ciudadano debe preocuparse por el ahorro, la eficiencia, la productividad, pero también por el esclarecimiento. No dejar que la mentira prime. Hay que atacar la mentira, porque las mentiras caminan en cadenas.”

¡Vamos a salir adelante! ¡Va a volver el amanecer!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s