RAZONES POR LAS CUALES SOMOZA Y EL PRESIDENTE DANIEL ORTEGA, NO SON LA MISMA COSA!

RAZONES POR LAS CUALES SOMOZA Y EL PRESIDENTE DANIEL ORTEGA NO SON LA MISMA COSA

(Versión corregida y aumentada)

Por: Carlos Alberto Escorcia Polanco

Tanto a la burguesía chapiolla como a la oligarquía blancoide, les encanta enjuagarse la boca diciendo que Somoza y Ortega son la misma cosa.

Tal antojadiza afirmación es una aberración ideológica insostenible y una brutal falsedad histórica, que no resiste la mas mínima examinacion a la luz de la realidad contemporanea, como paso a demostrar en base a los hechos reales consignados en los mismos textos de historia usados en las escuelas de Secundaria y universidades de Nicaragua.

Las elecciones en las cuales Anastasio Somoza Garcia fue “electo” en 1936, fueron supervisadas por el gobierno de los Estados Unidos y custodiadas por marines norteamericanos, quienes contaron los votos.

Para que Ortega y Somoza sean “la misma cosa” también los votos con que fue electo Ortega debieron ser contados IGUALMENTE por marines estadounidenses, pero no fue asi.

Los votos de Ortega obtenidos durante las últimas elecciones de Noviembre de 2016, fueron contados por fiscales nicaragüenses pertenecientes a todos los partidos politicos participante en la contienda y observados por la OEA y la Comunidad Europea.

Sin embargo, al parecer aunque venga el papa Francisco junto con el colegio Cardenalicio en pleno a contar los votos, los golpistas no aceptarán los resultados electorales, si estos no les son favorables.

La única manera que aceptarían los resultados sería si los votos fueran contados por infantes de marina estadounidenses, en una misión electoral dirigida por Mike Pompeo y asesorada por el consultor mercenario venezolano J J Rendon.

En 1956, o sea 20 años después de las primeras elecciones que le permitieron acceder al poder al viejo Tacho y a raíz del ajusticiamiento de Somoza Garcia, su hijo mayor Luis Somoza Debayle convocó a elecciones presidenciales estando vigente el estado de sitio establecido luego del asesinato de su padre.

Luis Somoza Debayle hizo campaña electoral estando el país en estado de sitio. Levantó el estado de sitio la noche anterior a las elecciones y lo volvió a establecer al dia siguiente de las elecciones. Asi eran las elecciones somocistas.

Para que Somoza y Ortega sean la misma cosa, las elecciones ganadas por Ortega debieron hacerse estando vigente un estado de sitio declarado en Nicaragua, levantado la noche antes de las elecciones y reimpuesto al dia siguiente de las elecciones, pero no fue asi.

En 1967, 11 años después de las elecciones bajo estado de sitio, Anastasio Somoza Debayle, conocido en las filas de la guardia con el remoquete de “coyoles en miel”, se postuló como candidato a la presidencia, a pesar que su padre y su hermano ya antes habían sido presidentes.

El 22 de Enero de 1967, se da una gigantesca manifestación en la entonces “plaza de la republica” hoy Plaza de la Revolución frente a la antigua catedral de Managua y el Palacio Nacional.

La manifestación estaba encabezada por los doctores Fernando Agüero Rocha y Pedro Joaquin Chamorro Cardenal. Una minoría de jóvenes de Juventud Conservadora se encontraban armados, encabezados por el hoy comandante guerrillero Eden Pastora Gomez.

La multitud decide marchar sobre la avenida Roosevelt, hoy Boulevard de Bolivar a Chavez.

La intención era llegar a la loma de Tiscapa, hoy El Chipote y tomar por asalto la Casa Presidencial, cuyo inquilino era el anciano títere Lorenzo Guerrero Gutierrez, quien a su vez estaba finalizando el periodo presidencial del ilustre “calienta silla” presidencial René Schick Gutierrez, quien había fallecido en el cargo el 3 de Agosto de 1966.

En lo personal, Schick era un honorable caballero, brillante jurista, pero que por trastornos etílicos, terminó siendo controlado por los Somoza. Aunque los pobladores de Managua lo recuerdan por haber repartido terrenos en el hoy Reparto Schick, su paso por la presidencia fue sin ninguna gloria pero con mucha pena, ya que “Tachito” (Anastasio Somoza Debayle) lo humillaba como le daba la gana.

Su único momento de fama, ocurrió semanas antes de morir el 3 de Agosto de 1966, cuando el tercer Somoza, Anastasio, fue “escogido” por el Partido Liberal Nacionalista, como candidato a la presidencia. La Voz de los Estados Unidos, emisora oficial del gobierno norteamericano se ocupó de el por menos de 15 segundos durante un segmento noticioso con estas palabras:

“Managua, Nicaragua, el presidente René Schick dió su respaldo a la candidatura del general Anastasio Somoza Debayle a la presidencia de su país.”

Si Somoza y Ortega son la misma cosa, entonces, el padre y el hermano mayor del actual presidente Ortega, debieron ser presidentes ante de el. Don Daniel Ortega Cerda, padre del actual presidente debió ser presidente de Nicaragua antes del actual mandatario, porque así fue con Somoza Garcia. Pero no fue asi.

También el hermano de Daniel, Humberto debió ser presidente antes de el, como fue el caso de Luis Somoza Debayle. Así y solo así, se podría establecer un “paralelismo en pie de igualdad” entre Ortega y Somoza, pero no fue así.

Ortega debió tambien poner un “calienta silla” presidencial como lo fue el pobre René Schick y debió de haber una masacre como la del 22 de Enero de 1967, en donde, según observadores de la época, calcularon en mas de 200 personas muertas por la G.N. en un solo dia. Pero no fue asi.

Ni el padre del actual presidente, don Daniel Ortega Cerda, ni el hermano del presidente, Humberto fueron presidentes antes de el, para establecer el “linaje dinastico familiar ” y justificar la monstruosidad histórica que ambos personajes “son la misma cosa.” Pero no fue así.

Anastasio Somoza Debayle era hijo del presidente de Nicaragua, Anastasio Garcia y Salvadora Debayle, de la rancia aristocracia leonesa, alias “mama Yoya.”

En cambio, Daniel Ortega Saavedra, provenía de cuna humilde, era hijo de un contador comercial, don Daniel Ortega Cerda, combatiente de Sandino y de una costurera del soñoliento pueblito rural de La Libertad, Chontales, doña Lidia Saavedra de Ortega.

Mientras Anastasio Somoza Debayle se educaba en la mejor Academia Militar de los Estados Unidos, la Academia Militar de West Point, en donde no dió el ancho, obligando a su padre a cabildear al mas alto nivel para que le regalaran el diploma, Daniel Ortega Saavedra, creció en la lucha contra la dictadura, iniciando su lucha guerrillera enfrentando a pedradas a las patrullas de la G.N. a la edad de 13 años.

La lucha del pueblo nicaragüense está teñida con la sangre de miles y miles de héroes y mártires, asesinados por la tiranía Somocista, comenzando con la sangre del mas ilustre de todos los nicaragüenses, Augusto Cesar Sandino.

Entre 1934 y 1978, los tres Somoza asesinaron a 40 mil nicaragüenses, iniciando con los campesinos de las cooperativas Sandinistas de las Segovias en 1934, luego del asesinato de Sandino, pasando por las rebeliones estudiantiles de 1944, (encabezadas por los estudiantes Rafael Cordoba Rivas, Orlando Montenegro Medrano, Reynaldo Antonio Tefel y Pedro Joaquin Chamorro Cardenal), la rebelión de 1954 en los cafetales de Carazo, las sesiones de tortura en 1956 en el cuarto de costura, donde los Somoza utilizaban leones africanos para aterrorizar a sus victimas y el alzamiento guerrillero de Olama y Mollejones en 1959, encabezado por Pedro Joaquin Chamorro Cardenal.

Para que Daniel Ortega y Somoza sean la misma cosa, el actual presidente deberia tener su propio cuarto de costura para practicar las sesiones de tortura y tener sus propios leones africanos para aterrorizar a sus victimas, pero no ha sido asi.

Entre 1978 y 1979, unos 50 mil nicaragüenses perdieron la vida a manos de la G.N. dirigida por Anastasio Somoza Debayle tanto durante el levantamiento del barrio Monimbo en Febrero de 1978, pasando por la insurrección de Septiembre de ese mismo año y la Ofensiva Final de Mayo, Junio y Julio de 1979.

Cerca de 100 mil nicaragüenses fueron asesinados por la dictadura somocista entre 1934 y 1979. Puede acaso decirse lo mismo de Daniel Ortega Saavedra?

La Guerra de los 80s fue condenada por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, como una guerra de agresión por parte de Estados Unidos contra Nicaragua y el imperialismo fue sentenciado a pagarle a Nicaragua 17 mil millones de dólares en concepto de reparaciones a la economía nacional.

El fallo de La Haya es una clara indicación que no fue Ortega el que inicio la guerra, ni fue el agresor, sino el agredido. Para que Ortega y Somoza sean la misma cosa, Somoza también debió recibir una sentencia favorable, condenando a Cuba y a la Unión Soviética por agredir a Nicaragua como alegaba la propaganda mentirosa del diario Novedades y demás medios somocistas, pero no fue así.

Mientras Anastasio Somoza Debayle representaba y encarnaba la intervención e injerencia de los Estados Unidos en Nicaragua, Ortega por el contrario encarnaba la resistencia histórica del pueblo de Nicaragua, desde el cacique Diriangen pasando por el general Ponciano Corral en 1855 en Granada, el general Jose Dolores Estrada en 1856 en San Jacinto, el general Benjamin Zeledon en 1912 en La Barranca del Coyotepe, Masaya, el general Augusto Cesar Sandino entre 1927 y 1934 en las Segovias y el comandante Carlos Fonseca Amador en la selva de Zinica en Zelaya Central en 1976.

Que diferencia entre estos dos hombres que marcaron a la patria, el uno de dolor y muerte provocadas por una potencia extranjera y el otro la libertad, las esperanzas y los mas caros anhelos de las mayorías humildes y desheredadas de Nicaragua.

Hasta aquí hemos ofrecido una introducción general de los hechos y realidades políticas e históricas de la vida y trayectoria de estos dos hombres, tan disimiles entre si, pero que por prejuicios políticos y demagógicos, se pretende ahora afirmar que son la misma cosa, o mas grave aún,decir que Ortega es peor que Somoza, un exhabrupto histórico lejos de la verdad.

Vamos ahora a examinar en mayor detalle, dos aspectos fundamentales que revelaran con mayor fuerza, la abismal diferencia entre el general de West Point de 53 años quien salió huyendo de Nicaragua, la madrugada del 17 de Julio de 1979 y el guerrillero de 32 años quien entró triunfante a Managua un 20 de Julio de 1979.

Los dos aspectos en referencia son el aspecto económico y el aspecto militar.

En el aspecto económico, la evidencia histórica nos muestra que Somoza Debayle poseía una fortuna, según confesara el mismo a los periodistas en Miami en 1979. de 500 millones de dólares, aunque otros analistas indican que la fortuna real del dictador era de alrededor de 2,500 millones de dólares.

Somoza ejercía una descarada competencia desleal contra la empresa privada de Nicaragua. De hecho el COSEP rompió con Somoza durante su primera convención en el teatro nacional Ruben Dario, el 1 de Marzo de 1974, luego que fue evidente que Somoza no respetaba las reglas del juego de la economía capitalista.

Somoza poseia una cementera que a su vez fabricaba adoquines. Somoza el fabricante de adoquines le vendia los adoquines a Somoza el presidente, sin mediar ningun proceso de licitación y por encima de eso ninguna de sus empresas pagaba impuestos al fisco.

Para que Somoza y Ortega sean la misma cosa, falta el requisito que Ortega también ejerza actualmente competencia desleal contra el COSEP.

Jamas se ha oído decir que el COSEP se queje de tal cosa, entonces no existe semejanza alguna en este aspecto en particular. Por lo tanto no fue así.

Por el contrario, los sectores extremistas, fanáticos y radicalizados de la derecha fascista y golpista de Nicaragua, acusan al COSEP de estar en contubernio con Ortega, poniendo según ellos, los negocios por encima de la “democracia”, o sea por encima de los intereses de Estados Unidos.

Somoza era dueño de la la única línea naviera nacional de Nicaragua, la Marina Mercante Nicaragüense, MAMENIC LINE. Era tambien el dueño de la única línea aérea de Nicaragua, LANICA AIRLINES.

Para que Somoza y Ortega sean la misma cosa, Ortega igualmente debería ser dueño de otra MAMENIC LINE u otra LANICA AIRLINES, pero la realidad indica que no es asi.

El dictador Somoza era dueño de una empresa procesadora
de carne, llamada Carnic, de una fabrica Metal Mecanica llamada METASA. Donde estan la Carnic de Ortega y la Metal Mecánica de Ortega para poder decir que son la misma cosa?

Para poder ser coherente entre el discurso y la realidad, Ortega debería tambien tener su Carnic y su METASA, pero no es asi.

El tercer Somoza era dueño de una Empresa Textilera llamada Hilados Y Tejidos El Porvenir, S.A. Además era dueño del diario NOVEDADES. Donde estan la textilera o el diario propiedad del comandante Ortega para hacerle justicia a la afirmación que Somoza y Ortega son la misma cosa?

El ultimo Somoza era dueño de Arroceras, de un banco, el Banco de Centroamerica, de una fabrica de adoquines, era dueño de pastizales, de ganado vacuno y caballar y de inmensos cafetales.

Para poder afirmar que Somoza y Ortega eran la misma cosa, el actual presidente Ortega debería ser dueño de líneas aéreas y marítimas, de mataderos, de adoquineras, de fabricas metalúrgicas y de las mejores tierras del país. Pero no es así.

Las evidencias indican que nada de lo anterior es cierto y que la antojadiza afirmación que Somoza y Ortega son la misma cosa, no resiste el mas mínimo análisis y es mas bien una aberración ideológica insostenible porque la verdad histórica indica que no fue así
.
En relación a la supuesta fortuna que los altamente irresponsables opositores dicen que tiene el presidente Ortega, se trata de ALBANISA, una empresa privada de capital mixto, formada por un consorcio nicaragüense, la Asociación de Alcaldías Sandinistas y Petroleos de Venezuela, S.A. PDVSA.

Dicha empresa privada, mixta y con una parte de capital internacional responde al nombre de ALBANISA y es privada porque así lo decidió el presidente Enrique Bolaños al rechazar este, por órdenes del Secretario de Estado norteamericano, el general negro estadounidense Collin Powell, la oferta petrolera de parte del presidente Hugo Chavez Frias.

La oferta del paquete petrolero que Chavez le hizo al presidente Enrique Bolaños era exactamente la misma que Chavez le otorgó posteriormente a Ortega. Pero Bolaños la rechazó rotundamente para complacer a sus amos, los imperialistas yanques.

Irónicamente, la existencia de la empresa mixta ALBANISA cuya existencia tanto le arde a la provinciana oposición golpista somociana, fue posible gracias a la torpeza politica de Enrique Bolaños Geyer y la soberbia imperial de Colin Powell y no tanto a la voluntad política de Daniel Ortega Saavedra.

Posteriormente, la Asamblea Nacional, una vez Ortega en el poder, desconoció a ALBANISA, cuando la oposición aún tenia mayoría en dicha Asamblea. (Ver “Asamblea desconoce deuda con Venezuela”, La Prensa, 3 de Noviembre de 2009)

Cualquier nicaragüense que ponga un puesto de venta de nacatamales, va a generar ganancias. Cuantas madres solteras han enviado a sus hijos a la universidad y los han profesionalizado, a punta de nacatamales? Y si esta empresa mixta, se pone a venderle combustible a todas las gasolineras y distribuidoras privadasdel país, igualmente le va a generar miles de millones de Cordobas en ganancias.

Esas ganancias generadas por ALBANISA mediante la venta de gasolina a distribuidores locales, negocio totalmente legitimo, la torpe oposicion Somociana le llamó, robo y saqueo de las arcas del estado a pesar que eran operaciones fundamentalmente entre empresas privadas.

La ridícula e inepta oposición golpista Somociana, ha sido incapaz de producir hasta la fecha, un solo documento oficial, que demuestre que Ortega ha robado un solo centavo de las arcas oficiales de Nicaragua o que sus hijos estan oficialmente en la planilla de salarios del gobierno de Nicaragua.

Según la revista estadounidense Forbes, la cual está muy lejos de ser Santa de mi devoción, el hombre más rico de Nicaragua no es Daniel Ortega Saavedra, sino Carlos Pellas Chamorro, con 3,000 mil millones de dólares. Según la misma revista, le sigue el Comandante Ortega, en 2do lugar con una distante suma de 60 millones de dólares.

Sin embargo, la jauría de calumniadores de la oligarquía blancoide, golpista Somociana siguen insistiendo, sin ofrecer ninguna prueba, que Ortega es más rico que Pellas.

Recurren a una simple operación aritmética de multiplicar el 50% de la factura petrolera x el número de años q tuvo de vigencia el contrato petrolero de ALBANISA con PDVSA y ridiculamente asumen que no hubieron gastos e inversiones operativas y que todo es ganancia neta.

Pero al igual que los economistas Somocianos que pagaron soborno para obtener su diploma, y que jamás incluyen en sus “análisis” económicos de la Nicaragua de los 80s ni el bloqueo, ni el minado a los puertos, ni la voladura de puentes, ni los miles de muertos y concluyen alegremente que los Sandinistas destruimos la economía, así también los analistas tarifados del Imperio, no incluyen varios aspectos del protocolo petrolero con Venezuela en sus falsos y malintencionados análisis.

El protocolo petrolero en condiciones totalmente favorables tenía una condición que ya no existe desde hace más de 5 años: las ventajas crediticias eran aplicables únicamente cuando el precio del petróleo en el mercado internacional estuviera arriba de los 60 dólares el barril.

Si el precio del barril de petroleo venezolano bajaba a menos de 60 dolares el barril, entonces las condiciones de pago serian dictadas por los mismos protocolos regulares fijadas por las leyes del mercado de la oferta y la demanda, sin ventajas discrecionales para Nicaragua.

Las condiciones ventajosas eran para todos los países firmantes, no solo para Nicaragua y eran las mismas:

1- El país comprador del petróleo, tendría 90 días para cancelar el 50% de la factura petrolera en dinero efectivo, contante y sonante.

2- El restante 50% se convertiría en un préstamo automático para el pais beneficiario, pagadero a 25 años con un período de gracia de 2 años pero bajo la condición que la mitad de ese 50% o sea el 25% debía depositarse en abonos mensuales prorrateados en el banco Venezolano del ALBA para crear un fondo revolvente y asistir con préstamos especiales a los paises miembros del consorcio petrolero.

3- El otro 25% debía reinvertirse en programas sociales para las clases marginadas de la sociedad. Así nacieron los programas sociales como Hambre Cero, Usura Cero, casas para el pueblo, tejas de zinc para los pobres que vivían en techos pasconiados, subsidios al transporte, a la luz y el agua en barrios marginales.

Los humildes por primera vez en décadas comenzaron a vivir un poco mas bonito y surgió la esperanza de los pobres. Los “come-cuando-hay” comenzaron a vivir “la fiesta de liberación de los oprimidos” de que nos habla la Biblia.

La Oligarquía Blancoide y la Burguesía Chapiolla de las “parales históricas” Timbuco-Calandracas, Chamorro Somocianas que por 200 años habían tomado turno al bate para piñatearse el patrimonio de los nicaragüenses, pegaron el grito al cielo y comenzaron a echar espuma biliosa por el hocico.

Estallaron en rabia canina, en cólera porcina y en encefalitis equina en contra del proyecto cooperativista, socialista, cristiano y solidario con el que soñaron Benjamin Zeledon, Augusto Cesar Sandino, Carlos Fonseca Amador y Tomas Borge Martinez.

Montaron la mas pulverizante campaña de vulgarismos, satanizacion y vilificacion contra ALBANISA, contra el presidente Ortega y contra los proyectos sociales que beneficiaban a “los condenados de la tierra” de quienes tan elocuentemente nos hablara el intelectual Franz Frannon.

Se burlaron como matones de barrio y sementales de prostibulo, de la gallinita, de la chanchita y de la vaquita que recibian las madres solteras.

Vulgarizaron a los pobres y los acusaron de no tener “dignidad” por el crimen de aceptar las dádivas de las tejas de zinc, que los obreros recibían para repara sus techos desvencijados y pasconeados por lo que se mojaban durante las lluvias nocturnas.

Pero toda esta piñata petrolera y festin con la “cooperacion venezolana” era precaria. Si el precio del petroleo venezolano bajaba a menos de 60 dolares el barril, entonces las condiciones de pago serian dictadas por los mismos protocolos regulares y por las leyes del mercado de la oferta y la demanda

Ellos, los golpistas obligaron a Daniel Ortega a privatizar el paquete petrolero y lo convirtieron en ALBANISA, porque no dieron tregua ni permitieron alternativas.

Alegaron que cuando cayera Ortega, caída que para ellos siempre ha estado a la vuelta de la esquina, el nuevo gobierno “democrático” (léase títere de Estados Unidos), no honraría ninguna deuda con Venezuela.

Sin embargo, tal torpeza política no les impidió llorar como micas mal tiradas o queridas despechadas y cocorocas de Waslala, exigiendo cuentas a una empresa privada y/o mixta con carácter de Sociedad Anónima.

Si ALBANISA fuera parte de la estructura gubernamental y parte del presupuesto general de la República, entonces sssiiiiiii tendrían todo el derecho de exigir cuentas y reclamar por el supuesto nepotismo gubernamental.

Asi como nadie le puede pedir cuentas a Carlos Pellas porque es una empresa privada y el no tiene ninguna obligación de explicarle a nadie que hace con sus millonarias ganancias, así tampoco ningún particular tiene derecho de exigirle cuentas a ALBANISA.

En que se parece el protocolo petrolero de ALBANISA con la competencia desleal que Somoza le hacía a la empresa privada nicaragüense? En nada, absolutamente en nada.

Basta investigar los precios internacionales del petróleo para darse cuenta que las ventajas de dicho protocolo que tanto molestan a los cachimberboys del imperio, tienen varios años de no aplicarse en Nicaragua.

El COSEP jamás ha pegado el grito al cielo por ninguna competencia desleal de la “dictadura” Ortega Murillo, simplemente porque a diferencia de Somoza, no ha sido así.

Por si esto fuera poco, veamos ahora el aspecto militar, particularmente en lo que a la guerra contra el pueblo se refiere:

Somoza poseía al menos 3 aviones Push and Pull de fabricación israelí para bombardear al pueblo; 2 bombarderos T-33 de fabricación norteamericana, con los cuales causó estragos a la población civil. Poseía tanques Sherman, de fabricación norteamericana y aviones C-47, chatarra de la 2nda guerra mundial que le regalaron los yanques.

Donde están los aviones Push and Pull israelies de Ortega? los Jets adquiridos de los rusos que tiene Ortega, jamás los usó contra el pueblo. Los viejos Antonov son aviones de pasajeros para uso de la aviación civil y no tengo conocimiento que los usen para fines militares ofensivos.

Para que Ortega y Somoza sean la misma cosa, Ortega debió sacar su aviación y bombardear al pueblo cuando los “pacíficos” pupilos del ideólogo del golpe suave de la CIA, Gene Sharp, asesinaron a 22 policías y cerca de 200 civiles, pero no lo hizo.

Debió ordenarle al Ejercito que sacara los tanques, como lo hicieron Somoza y Arnoldo Aleman, pero no no fue así.

Durante la ofensiva final, Somoza lanzaba bombas de 500 libras, lo mismo que barriles incendiados llenos de gasolina sobre las principales ciudades de Nicaragua.

Donde están las bombas de 500 libras de Ortega? Donde estan los barriles llenos de gasolina incendiados de Ortega para darle algún sustento a la antojadiza afirmación que Somoza y Ortega son la misma cosa?

Para que existiera “consistencia” entre la realidad y la disparatada y falsa afirmación que Ortega y Somoza son la misma cosa, Ortega debió echarle los tanques soviéticos al pueblo, debió bombardear con aviones “Push n Pull” al pueblo, debió lanzar barriles encendidos con gasolina sobre las ciudades, debió lanzar bombas de 500 libras, pero no fue así.

A mediados de los 70s, el hijo mayor del dictador, Anastasio Somoza Portocarrero, retornó al pais luego de egresar de una universidad norteamericana y sin pasar por el escalafón militar fue investido con el grado de mayor de la G.N.

Somoza Portocarrero, bautizado por el pueblo con el apodo de “El Chiguin”, rápidamente creó su propia escuela militar denominada Escuela de Entrenamiento Basico de Infantería, EEBI, la cual preparaba tropas élite y Comandos contra insurgentes, para combatir a la guerrilla del FSLN.

Para hacer “honor” al falso argumento que Somoza y Ortega son una especie de “Deja vu”, el hijo mayor de Ortega, Rafael Ortega Murillo tambien debería tener su propia escuela militar de cuadros elite y comandos al estilo Chuck Norris, pero no es asi.

A finales de los años 60, la G.N. detectó la infiltración en sus filas por parte del militante Sandinista, el teniente G.N. David Tejada Peralta. Quien lo detectó fue el mayor de la guardia somocista, Oscar Morales Sotomayor, alias “Moralito”.

“Moralito” capturó, torturó y mató a golpes al teniente de la G.N. y militante Sandinista David Tejada Peralta y arrojo su cuerpo al volcán Santiago, desde un helicóptero. Para poder afirmar tan disparatadamente que Somoza y Ortega son la misma cosa, el comandante Ortega debió tener una conducta similar a la de “Moralito” y lanzar a los terroristas al Volcan Santiago, pero no fue asi.

Durante la tiranía Somocista, el FSLN rescataba a sus reos a punta de pistola. Para lograr su Libertad el FSLN tuvo que montar 2 históricos operativos políticos-militares: la toma de la casa de Chema Castillo el 27 de Diciembre de 1974 y el asalto al palacio el 22 de Agosto de 1978.

En la actualidad la oposición se sienta en la misma mesa con el “dictador” comen juntos. Se presentan y se retiran de la mesa de negociaciones y basta presentar sus listas de delincuentes presos, cotejar y consensuar dichas listas con la Cruz Roja internacional y los delincuentes salen triunfantes, sonrientes ante la prensa internacional.

Para poder establecer las falsas simetrías de que la tiranía Somocista y el gobierno de Ortega son la misma cosa, la oposición también debió recurrir a operativos políticos-militares para obligar a Ortega a liberar los delincuentes comunes apodados “reos políticos” por la oposición, pero no fue así.

Los tranques no buscaban liberar delincuentes sino derrocar al gobierno. La Nica Act había estado en el congreso desde un año antes del fallido golpe de estado. La ley Magnitsky es una ley mundial y no fue diseñada exclusivamente para Nicaragua razón por lo cual sería absurdo y ridiculo señalar la necesidad de aprobar dichas leyes como la Nica Act y Ley Magnitsky y presionar con operativos políticos-militares de la oposición para rescatar a sus reos.

Antes de 1979, los Sandinistas aparecían muertos en la cuesta del Plomo, en muchos casos devorados por los zopilotes. Hoy los golpistas aparecen haciendo la V de la victoria ante las cámaras de la prensa internacional en un triunfalista y carnavalesco espectáculo mediático internacional, diseñado para la producción de “héroes” de plastilina, de 15 segundos de duración por las cámaras de CNNenEspañol, Univisión, Telemundo, Televisa o La Voz de América.

Para que sea cierta la propaganda política de la “equivalencia” entre tiranía somocista y gobierno de Ortega, “técnicamente” (solo para fines de argumentación, no es mi propuesta real), los golpistas deberían igualmente aparecer muertos y devorados de zopilote en la cuesta del plomo, como aparecían bajo Somoza, pero no fue así.

La dictadura somocista fue creada, fundada y amamantada por Estados Unidos desde su nacimiento hasta el ultimo dia de su existencia. La actual oposición nicaragüense posee un cordón umbilical que los une directamente a Washington para nutrirse de millones de dólares entregados por la USAID para estudios de “gobernabilidad” y “democracia” lo cual significa que en la practica, son una quinta columna en el corazón de la patria para servir a intereses extranjeros como sucedia con Somoza.

El pueblo Nicaragüense debe saber con toda claridad que la misma potencia extranjera que asesinó a Sandino y que implantó “manu militari” a la dictadura Somocista, que financió a la contra, es la misma potencia que hoy financia e dirige a los actuales golpistas de la oposición antisandinista.

Somoza fue una creación de Estados Unidos. El imperialismo lo puso en el poder. A la actual oposición golpista somociana, el imperialismo la financia con dólares de la Fundacion Nacional para la Democracia, NED por sus siglas en ingles.

Asi como nos impusieron a Somoza a sangre y fuego, igualmente quieren ahora imponernos a un gobierno golpista sin ser electo por el pueblo.

El presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt dijo sobre el primer Somoza Garcia: “Somoza será un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra.”

En años recientes la embajada de Estados Unidos en Managua decía que los políticos criollos de la oposición eran tipos ineptos que les gustaba usar camisas polo e ir a comer al restaurante “TGIF” (Thank God it’s Friday: Gracias a Dios es Viernes).

En tal sentido, es totalmente verás, históricamente hablando, afirmar que Somoza y los golpista, si son la misma cosa por cuanto, tanto Anastasio Somoza Debayle como la oposición golpista somociana, le vendieron su alma al mismo diablo q ha sido desde 1856 el verdugo histórico del pueblo de Nicaragua.

Tanto Somoza como los golpistas están al servicio de los mismos enemigos de la humanidad que atenazan al planeta entero por mucho que, sacándola fuera de contexto, griten la consigna rojinegra “que se rinda tu madre” y por mucho que robando el patrimonio político cultural de los pueblos en lucha contra el imperialismo, canten “El pueblo unido jamás será vencido” en una brutal y gigantesca estafa histórica.

Los tarifados del imperio gritando consignas de revolucionarios Sandinistas y mercenarios de los yanques, cantando canciones de los patriotas chilenos que sufrieron el brutal golpe de estado contra Salvador Allende Gossens son la emblemática contradicción histórica de una oposición nica que es mas falsa que la acusación de Nerón quien incendió Roma y luego culpó de ello a los cristianos.

No habrá ningún 19 de Abril que logre eclipsar aquel luminoso 19 de Julio, cuando el humilde pero heroico pueblo nicaragüense vivió el momento más glorioso de su historia.

En 1979, el pueblo de Nicaragua tomó su decisión y lo hizo bajo la consigna de “Patria Libre o Morir” y después del primer paso, “no pararemos de andar jamás. “

[CARLOS ALBERTO ESCORCIA POLANCO es un analista político nicaragüense, afincado en Los Angeles, California, luego que EE. UU. destruyera la economía de Nicaragua, como lo confirma el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en Holanda del 27 de Junio de 1986. Ofrece ocasionalmente análisis políticos para la emisora KPFK de Hollywood, California.]

Un comentario en “RAZONES POR LAS CUALES SOMOZA Y EL PRESIDENTE DANIEL ORTEGA, NO SON LA MISMA COSA!”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .