Segunda intentona de golpe fallido para desconocer triunfo electoral Sandinista en Noviembre de 2021

Segunda intentona de golpe fallido para desconocer triunfo electoral Sandinista en Noviembre de 2021

La imagen puede contener: Carlos Escorcia, anteojos y primer plano, texto que dice "Aa Aa 0 More Edi"

Por: Carlos Alberto Escorcia Polanco

#OrgulloPatrio @eltayacan @ElTayacanPaginaOficial

El distinguido analista político y director de Radio La Primerísima, William Grigsby Vado fue el primero en dar la voz de alerta sobre los tenebrosos planes golpistas del gobierno de los Estados Unidos en contubernio con la Oligarquía blancoide y la burguesía chapiolla nicaragüenses contra el gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID (por sus siglas en inglés), es el organismo que canaliza los fondos del gobierno de Estados Unidos para la oposición golpista somociana de Nicaragua.

USAID utiliza el eufemismo de “sociedad civil” para referirse al montón de siglas de Organismos No Gubernamentales (ONGs) financiados por Estados Unidos para desestabilizar y derrocar al gobierno de Nicaragua. La mayoría de estas ONGs son organismo de maletín, integrados por 5 individuos y un número indeterminado de empleados, dependiendo del presupuesto y el volumen de trabajo que desarrollan en Nicaragua, siguiendo las órdenes de la embajada de Estados Unidos en Managua.

Para el presente año 2020, la USAID, está activamente desarrollando opciones políticas injerencistas con el fin de promover una “transición pacífica” hacia la democracia, lo cual significa ni mas ni menos que la implementación del golpe suave tal como lo definió Gene Sharp, el ideólogo de la CIA autor del libro “De la dictadura a la democracia” en el cual enumera 198 pasos para derrocar un gobierno.

Estos pasos se pueden resumir en 5 etapas sucesivas las cuales no necesariamente deben desarrollarse todas en el mismo orden.

Estos 5 pasos, esbozados resumidamente son:

1- La promoción de “acciones no violentas para generar y promocionar un clima de malestar en la sociedad, destacando entre ellas denuncias de corrupción, promoción de intrigas o divulgación de falsos rumores.” (El comandante Ortega mandó a pegarle fuego al bosque de Indio Maiz o mando a quemar la imagen de la Sangre de Cristo, para conseguir mas votos).

2- “Desarrollar intensas campañas en “defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos”, acompañadas de acusaciones de totalitarismo contra el gobierno en el poder.” (Este gobierno no respeta el “estado de derecho” aunque la oposición menosprecia el Derecho Internacional Consuetudinario al rechazar el fallo de La Haya el cual condenó a Estados Unidos por la guerra de la Contra).

3- Concentrarse “en la lucha activa por reivindicaciones políticas y sociales y en la manipulación del colectivo para que emprenda manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones” gubernamentales (Calentamiento de calle).

4- “Ejecutar operaciones de guerra psicológica y desestabilización del gobierno, creando un clima de “ingobernabilidad”. (El sistema de salud ha colapsado, los hospitales ya no dan a basto con los enfermos del Coronavirus).

5- La última etapa busca “forzar la renuncia del presidente de turno, mediante revueltas callejeras para controlar las instituciones, mientras se mantiene la presión en la calle. Paralelamente, se prepara el terreno para una intervención militar, mientras se desarrolla una guerra civil prolongada y se logra el aislamiento internacional del país.” (“lo unico que vamos a negociar son las condiciones de su renuncia” dijo un jovenzuelo que ni bigote había echado. O como dijo un purpurado “el presidente debe salir del pais para no tener que lamentar su muerte”).

Aunque el golpe suave al estilo Gene Sharp (nueva modalidad a diferencia del tradicional golpe de estado militar, ampliamente desprestigiado), ya fracasó en Abril de 2018, al aproximarse las elecciones de Noviembre de 2021, los tarifados de Washington intentan nuevamente volver a la carga.

Sabiendo que la entrega directa de dinero a los “operadores políticos” mercenarios ha resultado en una robadera de fondos de los contribuyentes estadounidenses y en un pleito de perros por el control de los mismos, la USAID ha decidido contratar a una empresa privada estadounidense denominada “Democracy International”, con sede en Estados Unidos, localizada en 7600 Wisconsin Ave., Suite 1010, Bethesda, Maryland 20814, Estados Unidos.

A su vez el nuevo proyecto golpista tiene un nombre muy especifico “Responsive Assistance in Nicaragua” RAIN, de dificil traduccion al español, pero que podria traducirse como “Asistencia a Nicaragua en Respuesta” a la crisis.

La fracasada intentona golpista de Abril de 2018, se conocía como la “Revolucion Azul y Blanco” o ‘La Primavera Nicaragüense. Por eso cometieron sacrilegio con el sagrado símbolo de la bandera y la utilizaron como pintura para pintar de azul y blanco los cuerpos desnudos de chavalos jovencitos de la Juventud Sandinista y andar corretiando las calles de Managua con la bandera invertida, quizas emulando un ritual Satanico.

Actualmente los administradores estadounidenses del proyecto RAIN (Lluvia en español), están en el proceso de contratar a un nicaragüense para que asuma la dirección técnica del golpe, puesto que lleva el nombre de Experto Tecnico Superior (“Senior Technical Expert” el cual por la descripcion del empleo sería una especie de Director Ejecutivo del proyecto. Dicho nicaragüense devengaría un salario inicial de 55 mil Dólares pero que podria oscilar hasta los 63 mil dólares anuales.

Tres son los escenarios que se plantea la USAID en su accionar golpista y con los 3 se pretende una “transicion pacifica” a la democracia. Al no contar ni con el ejército de Nicaragua ni con la policía nacional, esta descartado un golpe de estado en el sentido tradicional, ya que una invasion estadounidense está descartada por los enormes costos políticos al interior de Estados Unidos.

Entre los 3 escenarios se incluye uno en el cual Estados Unidos reconoce que el presidente Ortega ganaría las elecciones presidenciales de Noviembre de 2021, lo cual de ninguna manera impediría el desarrollo de su plan golpista de forzar una “transición pacifica” a la democracia o sea volver a ser esclavos de los yanques.

Los 3 escenarios que por encargo de la USAID, se plantea Democracy International Inc. y bajo el proyecto RAIN (lluvia) y que ejecutaria el super funcionario nicaragüense que están buscando actualmente son:

1- Un escenario de “transicion ordenada” en el cual en un acto de “masoquismo colectivo” y una situacion inverosimil, la impopular oposición antiSandinista apoyada por Estados Unidos, ganaría las elecciones presidenciales de Noviembre de 2021.

2- Una “transicion repentina y no anticipada” en la cual una o mas crisis politicas, tales como algún desastre natural de grandes dimensiones (terremoto, tsunami, huracán devastador) o un colapso sanitaria forzarían la renuncia del presidente antes de las elecciones, resultaria en un cambio de gobierno por adelantado.

Este sería en si el escenario ideal de un golpe de estado suave para el cual RAIN desea que su super funcionario (cachimberboy) nicaragüense esté preparado para maniobrar y consumar el golpe según el libreto preparado de antemano por Democracy International por encargo de la USAID.

3- El tercer escenario sería el de una “transición postergada” en la cual, según los ideólogos estadounidenses, el FSLN ganaría las elecciones, el presidente Ortega se mantendría en el poder y entonces RAIN (lluvia) entraría con todos los fierros y fuertísimas maniobras desestabilizadoras, presiones económicas y financieras, despiadadas campañas de satanización y vilificaciones nacionales e internacionales contra el presidente Ortega hasta forzar la capitulacion del gobierno Sandinista.

Una vez lograda la transición, el proyecto RAIN (lluvia), un nuevo gobierno títere en el poder se daría a la tarea de desmantelar la policía y el ejercito actuales, se desataría una cacería de brujas contra toda la militancia Sandinista. Las cárceles estarían abarrotadas hasta el tope con miles de Sandinistas.

No se podrían descartar las dantescas escenas que se dieron en el estadio de Chile en donde el dictador Augusto Pinochet encerró en el estadio a decenas de miles de partidarios del presidente derrocado Salvador Allende Gossens en Septiembre de 1973. Los despidos de empleados de segundo, tercer, cuarto y quinto nivel jerárquico se daria en todas las instituciones del estado.

Todas las conquista sociales y restitución de derechos logrados por el pueblo presidente durante la administracion del presidente Daniel Ortega serían destrozadas inmisericordemente. Se daria una estampida migratoria de nicaragüenses mayormente a Estados Unidos, como ya ocurrió entre 1990 y 2006, cuando un millón y medio de nicaragüense votaron con los pies, huyendo de la “naciente democracia” Lacayo-Arnoldo-Churruco-Somociana.”

Este es el desafío que enfrenta el pueblo de Nicaragua, o la continuacion de los avances sociales, proyectos comunitarios, carreteras por todo el pais, electrificacion del campo y la ciudad, la construccion de 17 hospitales nuevos y mas de una docena en construccion o bajo licitacion o un retorno al Somocismo.

Sin embargo, desde 1855 cuando William Walker incendió Granada, derrocó al gobierno de Nicaragua, se auto proclamó presidente sin un solo voto de los nicaragüenses, excepto el de Máximo Jerez, asesinó al general Ponciano Corral, quien intentó desde adentro revertir el golpe, pasando por la gloriosa batalla de San Jacindo, luego la resistencia del general Benjamin Zeledon en La Barranca en 1912, la gesta heroica de Sandino que obligo a los marines yanques a retirarse en 1933, la creación del FSLN por Carlos Fonseca Amador y Tomás Borge Martinez hasta el triunfo del 19 de Julio de 1979 y la derrota del golpe fallido en Abril de 2018, este pueblo ha demostrado que es un pueblo que tomó su decisión y lo hizo bajo la consigna de Patria Libre o Morir.

El pueblo de Nicaragua se prepara una vez mas para escribir otra página gloriosa de su historia. Enfrentaremos y derrotaremos el proyecto RAIN (lluvia imperialista), derrotaremos a la agencia privada Democracy International y mandaremos a los cachimberboys de los yanques, al basurero de la historia. Este poder es del pueblo, este poder es Sandinista. Sandino vive, la lucha sigue.

(Carlos Alberto Escorcia Polanco, es analista politico nicaragüense, afincado en Los Angeles, California. Ha colaborado en el pasado con la página editorial del diario LA OPINION de Los Angeles, el diario en español de mayor circulación en Estados Unidos y es comentarista invitado de la emisora KPFK, de Hollywood, California, la emisora en FM mas potente de la costa Oeste de los Estados Unidos. Actualmente se desempeña como intérprete judicial en los tribunales del Sur de California.)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .